ESTAMOS A SU SERVICIO
934.073.681
info@covipla.com
¡ Llámanos ahora !

Tratamientos contra termitas, carcoma y xilófagos.

Tratamientos contra termitas, carcoma y xilófagos.

Las termitas son insectos pertenecientes al orden Isóptera y junto con los Himenópteros (hormigas y abejas), son los únicos grupos de insectos que presentan una organización social en sus comunidades. Esta organización social determina que las termitas presenten una biología compleja y fascinante (enorme variedad de estructuras y procesos fisiológicos, relaciones simbióticas con microrganismos, comportamiento social, diferenciación y regulación de castas, etc.). Igualmente, la estructura social de sus comunidades conjuntamente con el hábitat críptico que ocupan y la explotación de unos recursos (celulosa) sin una elevada competencia, hace posible que este grupo de insectos presenten un importante potencial biológico.

Las termitas poseen un importante papel ecológico en la formación de los suelos. Al alimentarse de madera y otros materiales vegetales contribuyen a transformar estos restos orgánicos en compuestos directamente asimilables por las plantas. Sin embargo, cuando se desarrollan en áreas urbanas e interfieren en las actividades humanas, las termitas pasan a ser un problema económico importante y se hace necesario desarrollar mecanismos para su control.

DAÑOS PROVOCADOS POR LAS TERMITAS

Las principales especies de termitas existentes en el área mediterránea consumen cerca de 2 a 3 veces su peso vivo en madera diariamente, lo que alcanza un rango medio de entre 7-25 gr de madera diarios por termitero. Aunque las termitas pueden ocasionar daños en cultivos (árboles frutales y muy especialmente viña), masas forestales y árboles ornamentales, en este apartado nos centraremos en los daños que ocasionan en el ámbito estrictamente urbano. En este contexto, los materiales que pueden dañar las termitas en busca de alimento son muy variados, no sólo debe incluir la madera de la estructura de las edificaciones (vigas, tarimas, paneles, marcos de ventanas y puertas, etc.) y del mobiliario del interior, sino también pueden alimentarse de cualquier recubrimiento de madera o papel, así como cualquier material que contenga celulosa (papel, libros, cartón, algunos tejidos, etc.).

Existen otros muchos materiales inorgánicos que las termitas ni utilizan para su alimentación pero que pueden resultar dañados. Las fibras sintéticas utilizadas para la confección de muchos tejidos no son digeribles por las termitas, pero en muchas ocasiones alfombras y otros tejidos fabricados con estas fibras son dañados por la realización de orificios y galerías durante la exploración de las obreras en busca de comida. Los tubos protectores de los cables eléctricos y telefónicos también pueden ser atravesados por estos insectos, pudiendo provocar cortocircuitos y problemas en las comunicaciones telefónicas.

A estos importantes daños que provocan las termitas obreras o las ninfas en últimos estadios en busca de alimento, habría que añadir, en menor medida, los perjuicios ocasionales que pueden provocar los sexuados alados durante su salida y formación de enjambrones. Estos vuelos pueden interferir la actividad en centros públicos (oficinas, escuelas, etc.), o incluso pueden llegar a contaminar alimentos u otros productos. Sin embargo los vuelos de los sexuados también pueden jugar un papel importante en el control de este insecto, ya que su aparición acostumbra a ser la primera revelación para el propietario de que su inmueble presenta un ataque de termita, y genera que se den los primeros pasos para alcanzar su control.

BIOLOGÍA Y ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LAS COMUNIDADES

Las termitas se desarrollan mediante una metamorfosis gradual, pasando por etapas de huevo, producida por castas reproductoras primarias o secundarias, hasta varios estadios ninfales a través de múltiples mudas que se diferenciarán finalmente en las diferentes castas: Reina, obrera, soldado, reproductiva primaria (alada) y reproductiva accesoria.

Termitas subterráneas (Reticulitermes banyulensis)

Poseen nidos o centros reproductores fijos, que suelen encontrarse bajo tierra, desde los cuales las obreras salen en busca del alimento. Estas termitas requieren más humedad de la que les suministra la madera ya que debido a la constitución de su cuerpo se deshidratan rápidamente al exponerse al aire fresco y este aporte necesario de agua adicional se obtiene principalmente del suelo, aunque también puede ser obtenida de fugas de las cañerías del agua, de condensación, etc. Las colonias de termitas subterráneas suelen ser muy grandes y pueden constar de un sólo centro reproductor o de varias unidades interconectadas (Policálicas). A causa del gran tamaño de las poblaciones el daño de estas termitas es mucho mayor que el de las termitas no-subterráneas.

METODOLOGÍA DE CONTROL

De entre los métodos de control existentes y una vez valorada la problemática de la zona a tratar (existencia de vigas atacadas, canales de proyección y existencia de indicios a distintos niveles, concentrándose la actividad en la terraza de la finca), se propondrá el mejor sistema para la curación de la madera.

Este sistema consiste en la creación de una barrera insecticida de alto poder residual en los elementos afectados de la instalación a proteger. Para crear dicha barrera, se procede a realizar una serie de taladros que permitan la inyección del producto en los elementos de madera. La inyección debe garantizar la introducción de dosis mínima de producto mínima de 60 gramos por metro lineal o 20 gramos por taladro.

Se efectuará siempre un tratamiento superficial en la madera, que será aplicado mediante un sistema de brocheado a todas las superficies laterales limpias de cualquier tipo de impregnación del tipo pintura, barnices, aceites, etc.

Tratamientos en suelos y muros

Son aplicables para la eliminación de las termitas subterráneas, género Reticulitermes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies